martes, 28 de noviembre de 2017

Motivo jurídico-político por el cual el matrimonio homosexual no debe existir.

Matrimonio-Gay

Cuando se aborda este asunto, la explicación más común y más fácil comienza por la explicación misma del concepto de matrimonio. Está muy bien, es un motivo cultural. Para muchos el motivo cultural es de tal peso que tendría que ser suficiente, pero hay muchas personas que no les interesa cuidar la cultura.

Hay otros motivos jurídicos de tanto peso que podrían ser suficiente como para que se comience una reversión y anulación de todas aquellas leyes que han permitido el matrimonio homosexual en muchos lugares.

El motivo cultural es que, un matrimonio, según el significado etimológico de la palabra, solamente puede ser entre un hombre y una mujer. La palabra matrimonio deriva de la palabra matriz, que es el útero de la mujer. El matrimonio es una unión, de un hombre y una mujer, con el potencial de tener hijos y formar una familia.

Las uniones homosexuales jamás pueden ser matrimonio porque son uniones naturalmente estériles a priori. Esto podría ser suficiente para invalidar el uso de esa palabra para ser utilizada en una unión homosexual.

Si existiera un tribunal internacional de protección a la cultura, se podría hacer un juicio al estado por intervenir por la fuerza de la ley en querer cambiar el significado cultural de una palabra.

Querer imponer por la fuerza una deformación de un concepto, adoctrinar a los niños en los colegios con un concepto deformado por la conveniencia política, etc., es un delito de lesa cultura. El motivo de no destruir la cultura podría ser suficiente para muchos, pero ya sabemos que para algunas personas la cultura no importa demasiado.

Hay otro punto muy importante y con más peso para el estado, un argumento con el que se puede trabajar e incluso se puede revertir e invalidar las legislaciones ya hechas con respecto a este tema.

El punto es que el estado reconoce al matrimonio entre un hombre y una mujer, porque este matrimonio es la base de la familia.

El matrimonio es reconocido por las leyes del estado y tiene un status especial y goza de algunos beneficios, solamente por el hecho de que es la forma en que se traen nuevos hijos a la sociedad, produciendo nuevas generaciones para que el país y la sociedad prospere, trayendo nuevos integrantes y ciudadanos a la nación.

Es por eso y no por ninguna otra cosa que la ley otorga algunos beneficios a este tipo de sociedades conyugales. Estos beneficios pueden estar relacionados con la herencia, con la seguridad social, con la salud, con bonos y subvenciones, etc.

Hay muchas ayudas a las personas que se unen en matrimonio solamente por el hecho de que pueden traer hijos a la nación. Traer hijos al mundo es algo muy importante y por eso las leyes otorgan beneficios a estas parejas.

Los beneficios que otorga el estado al matrimonio legal, no son beneficios gratuitos, hay una contraprestación. Por lo tanto, el estado y la ley sólo debe otorgar beneficios a aquellas parejas que se unen el matrimonio legal para formar una familia.

La unión de un hombre y una mujer es la que tiene la potencialidad de traer hijos y nuevos ciudadanos al mundo. Cualquier otro tipo de unión es estéril a priori.

¿Cuál es la razón de otorgar esos mismos beneficios a dos personas que son del mismo sexo y que se van a vivir juntas? No son personas que le van a traer ningún beneficio a la sociedad a través de la procreación de nuevas generaciones. Entonces, ¿Cuál es el motivo?, no hay ningún motivo. Es solo un capricho infantil de políticos trasnochados que no entienden de cultura, ni de fundamentos legislativos, que son irresponsables y que regalan gratuitamente los recursos del estado.

El estado no debería intervenir entregando privilegios gratuitos, que cuestan dinero, dinero que sale del bolsillo de todos. No hay ninguna razón, ningún motivo suficiente para otorgar esos privilegios a estas personas.

El hecho de que dos amigos del mismo sexo se vayan a vivir juntos no es un motivo suficiente. ¿Cuál es el motivo entonces? ¿Qué tengan sexo entre ellos? Sigue sin ser un motivo suficiente.

Si no hay una contraprestación, si estas personas no le generan ningún beneficio al estado y a la sociedad, no se justifica que tengan ningún tipo de beneficio especial.

Entonces ¿Por qué se otorga estos beneficios a estas relaciones homosexuales? No tiene ningún sustento jurídico, es demagogia política, es corrupción populista solo para granar votos, es el simple hecho maledicente de destruir la cultura.