jueves, 12 de octubre de 2017

Orígenes de la pedofilia legal contemporánea

Hace milenios que la pedofilia aceptada ha desaparecido y es considerada una depravación, sin embargo ahora en las ultimas décadas vuelve a aparecer cada vez más y existen grupos que quieren hacerla legal.

¿Desde cuando ha aparecido esta degeneración?, ¿quienes están detrás de todo esto?, ¿quienes son los ideólogos?.

Estuve haciendo un poco de arqueología y he rastreado un articulo que salió en el periódico francés “Le Monde” del 26 de enero de 1977, donde podemos observar que algunos pensadores muy influyentes de esa época, ya venían apoyando esas ideas que hoy se están haciendo realidad poco a poco.

Michel Foucault, Jacques Derrida, Louis Althusser, Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, André Glucksmann y Roland Barthes, el activista en favor de los homosexuales Guy Hocquenghem, el escritor Philippe Sollers (miembro de la Academia Francesa en 2004), la pediatra y psicoanalista para niños Françoise Dolto y otros, salen en apoyo de la pedofilia.

Reproduzco el artículo que he visto en alertadigital.com

PEDOFILIA, “INTELLIGENTSIA” FRANCESA Y PROGRESÍA

Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre

Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir.

B.D.- En mayo de 1977 el muy progresista diario francés “Libération” informa a sus lectores de la creación del FLIP, el Frente de Liberación de los Pedófilos. La primera reunión del FLIP tiene lugar en los locales del campus universitario de Jussieu (Paris 6 – Paris 7). La “plataforma reivindicativa” del FLIP creada en esa primera reunión acuerda los puntos siguientes:

-Combatir la injusticia penal y proponer una reflexión crítica sobre la familia y la escuela, basada sobre un análisis político de la sexualidad entre menores y adultos.

-Unirse a la lucha de los niños que quieren cambiar su modo de vida y de todos aquellos grupos políticos que buscan establecer una sociedad radicalmente nueva en la cual la pederastia existiera libremente.

-Desarrollar una cultura de la pederastia que se exprese por un modo de vida nuevo, y trabajar para la emergencia de un arte nuevo.

-Tomar la palabra en los órganos de información que le ofrezcan los medios y por las vías que se imponen.

-Manifestar su solidaridad con los pedófilos encarcelados o víctimas de la psiquiatría oficial.

El 26 de enero de 1977, el no menos prestigioso diario “Le Monde” publicaba el siguiente texto: “Los días 27, 28 y 29 de enero (1977) comparecerán ante los juzgados de Yvelinnes por atentado contra el pudor sin violencia sobre menores de 15 años, Bernard Dejager, Jean-Claude Gallien y Jean Burckhardt, que fueron arrestados en el otoño del año 1973 y han pasado ya tres años en prisión preventiva.

“Una detención preventiva tan larga para instruir un simple asunto de “costumbres sexuales” en la cual los niños no han sido víctimas de ninguna violencia, sino que por el contrario, como lo han declarado ante el juez, han sido consintientes (aunque la justicia no les reconoce el derecho al consentimiento), una tan larga detención, decimos, nos parece escandalosa.

“Los inculpados corren el riesgo de ser condenados a una grave pena de reclusión criminal, ya sea por haber tenido relaciones sexuales con menores, niños y niñas, ya sea por haber favorecido y fotografiado sus juegos sexuales.

“Consideramos que aquí hay una desproporción manifiesta de una parte entre la calificación del “crimen” que justifica una severidad tal y la naturaleza de los hechos reprochados, y por otra parte, entre el carácter anticuado de la ley y la realidad cotidiana de una sociedad que tiende a reconocer en los niños y los adolescentes la existencia de una vida sexual (si una niña de 13 años tiene derecho a la píldora contra el embarazo, ¿para qué se supone que es?)

“La ley francesa se contradice cuando reconoce la capacidad de discernimiento de un menor de 13 o 14 años que puede juzgar y condenar, mientras que le niega esta misma capacidad cuando se trata de su vida afectiva y sexual. Tres años de prisión por unas caricias y unos besos, ¡ya basta! No entenderíamos que el 29 de enero (día del juicio), Dejager, Gallien y Buckhardt no recuperasen su libertad.”

Firmaron este texto:

Louis Aragon, Roland Barthes, Simone de Beauvoir, Jean-Paul Sartre, André Glucksmann, Bernard Kouchner, Jack Lang, Jean-François Léotard, Michel Bon (psicosociólogo), Gérard Valls (psiquiatra), Maurice Erne (psiquiatra), Pierrette Garrou (psiquiatra), Claire Gellman (psicólogo), Robert Gellman (psiquiatra), Pierre-Edmond Gay (psicoanalista), Bernard Muldworf (psiquiatra), Guy Hocquenghem, Judith Belladona, Michel Cressole, Madeleine Lak, Jean-Michel Wilheim, Gabriel Matzneff, Hélène Védrines, Pierre Samuel, René Schérer, Pierre Hahn, y unas 50 firmas más.
http://fr.novopress.info/10196/ils-ont-dit-3/

Ese mismo año 1977, fue dirigida una petición al Parlamento francés pidiendo la derogación de la ley sobre la mayoría de edad sexual y la despenalización de todas las relaciones consentidas entre adultos y menores de 15 años. Ese documento fue firmado por los filósofos Michel Foucault, Jacques Derrida, Louis Althusser, Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, André Glucksmann y Roland Barthes, el activista en favor de los homosexuales Guy Hocquenghem, el escritor Philippe Sollers (miembro de la Academia Francesa en 2004), la pediatra y psicoanalista para niños Françoise Dolto y otras personas.

No hay comentarios: