domingo, 1 de octubre de 2017

La dictadura del feminismo radical

El feminismo original que luchaba por el derecho de las mujeres logró avances extraordinarios, era un feminismo que provenía de las clases altas. Aquella lucha se hizo con mucha clase y jerarquía.

Los años han pasado y las causas del feminismo original han desaparecido. Todas sus demandas han sido satisfechas incluso por exceso en este mismo momento.

Ahora mismo los datos duros indican que la mujer ya ha sobrepasado la barrera de los derechos y lo que tiene son beneficios y privilegios.

En este momento existe una nueva forma de feminismo que es institucional y de estado.

Al estado y la política no le interesa ni escucha a las mujeres, sino que se limita a apoyar y promover aquellos movimientos que les pueden dar votos.

Por otra parte, la ONU está repleta de lesbianas que evidentemente odian al hombre y promueven y apoyan a este nuevo feminismo.

El feminismo contemporáneo es simplemente odio. Odio hacia el hombre y odio hacia la mujer. Odio hacia los hombres en todas sus expresiones y odio a los mejores atributos de la feminidad.

El feminismo contemporáneo es misoginia y misandria radical, intolerancia, falta de cultura e irracionalidad.

Tiene su origen en las ideas ideológicas del neo marxismo. Una ideología que no defiende a nadie y solo destruye. El marxismo original pretendía destruir al capitalismo, como eso fracasó, se transformó. Actualmente, el neo marxismo, está atacando a la cultura, pretendiendo destruirla.

Utiliza personas, hombres y mujeres de las clases más bajas, resentidos, con recursos intelectuales limitados o provenientes de los movimientos LGTB, donde lo más normal es encontrar personas que odien profundamente al sexo opuesto y a los mejores atributos naturales del sexo propio.

Con este tipo de personas se generan movimientos contraculturales como por ejemplo el feminismo contemporáneo y otros.

Las personas que practican este tipo de feminismo no tienen por qué ser marxistas, de hecho, la mayoría son ignorantes que no tienen idea de lo que es el marxismo, y que jamás ni siquiera han tocado un libro de Marx. Solo son monigotes funcionales a la izquierda neo marxista que si sabe muy bien lo que hace.

Son ideologías aprovechadas por los políticos y los gobiernos de turno, sobre todo izquierdistas, pero también han permeado y contaminado a otras corrientes políticas.

Después de todo los políticos son básicamente poco escrupulosos y solo buscan votos.

No hay comentarios: